Manifiesto “Los Jóvenes del Milenio”

Cercedilla 9 al 19 de octubre 2010

Contextos:

En el año 2000, 189 países firmaron, en la Cumbre de Naciones Unidas, la bien conocida Declaración del Milenio. El objetivo era promover un desarrollo sostenible para todo el mundo. Gracias a la condenación de la deuda, el aumento de la ayuda al desarrollo y un renovado liderazgo de los gobiernos del sur y de la sociedad civil se lograron algunos avances. Hoy, a causa de la crisis, las cifras de la pobreza están engrosando.

Nuestra posición:

La crisis económica nos ha mostrado una paradoja descorazonadora. Los países ricos han sido capaces de tomar decisiones contundentes, cambiar políticas económicas y movilizar cantidades inimaginables de dinero público para defender la estabilidad económica y la protección social en sus países. Desde el 2010 el impacto de las crisis financieras en los países pobres será más claro y más devastador, justo cuando las economías ricas comenzarán a recuperarse.  Sin embargo, con la crisis han aparecido también oportunidades para abordar el desafío de los ODM. Es urgente entonces analizar las causas de la crisis y reafirmar la importancia del desarrollo sostenible y de la equidad.

Nosotros “Jóvenes del Milenio”, a través de un intercambio de cultura, experiencias, conocimientos, defendemos unos valores que consideramos importantes: responsabilidad, amor, respeto, cooperación, sostenibilidad e igualdad.

Por lo tanto, exigimos cuentas de nuestros gobiernos nacionales y de todas las instituciones internacionales implicadas.

Del mismo modo, queremos sensibilizar e informar a la sociedad civil, ser un apoyo y un estímulo para todos los jóvenes, e implicarles en la defensa y promoción de los ODMs.

Tesis y propuestas:

·         DERECHOS HUMANOS

          Los ODM no fueron formulados desde la perspectiva de los Derechos Humanos, por tanto subrayamos la urgencia de reconocer los ODM como ya peticiones recogidas y reconocidas en los Derecho Humanos  y exigimos un compromiso político de los Estados para que estos se incluyan como vinculantes dentro de las Constituciones de cada país y se cumplan efectivamente.

 

·         APOYO A UNA SOCIEDAD CIVIL ACTIVA Y EFECTIVA

          La escasa información, una educación inadecuada y una sensibilización muy carente sobre  los países en vía de desarrollo  han llevado a la sociedad civil a un desinterés creciente. Como socio clave de los ODM, la Sociedad Civil necesita un ambiente que las capacite. Por lo tanto pedimos una inversión multilateral adecuada para las organizaciones de la sociedad civil y que se formulen nuevas modalidades de financiación, más flexibles y simplificadas  para permitir una mayor inclusión e implicación.

·         CALIDAD Y EFICACIA DE LA AYUDA

          Los principios de la declaración de París han sido ignorados, por esto  las políticas, los programas y los proyectos de desarrollo siguen siendo  carentes de calidad. Exigimos que dichos principios se constituyan como obligatorios y universales, que sean respetados, fomentados y que se demuestren los resultados.

·         MEDIOAMBIENTE

          El respeto al medioambiente es un derecho y un deber, recordemos que nada se crea y nada se destruye. La salvaguardia de la integridad del medioambiente para las generaciones futuras pasa a través una estrategia centrada en la sostenibilidad medioambiental a nivel de gobiernos locales, empresas, sociedades civiles y familias.  Por tanto pedimos la correcta, justa y vinculante aplicación del Protocolo de Kioto y  un efectivo  apoyo financiero para fomentar una concienciación ecológica.

·         TIC

          La tecnología constituye una importante fuente de progreso, puede también convertirse en un factor generador de desigualdades en la escena internacional.  No es aceptable la existente brecha digital, por tanto exigimos una mayor financiación de proyectos de TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y el favorecimiento del software libre.

·         FORTELECIMIENTO INSTITUCIONAL

          Estamos convencido que cada comunidad tenga el derecho a ser representada por una estructura política en la cual se reconoce, y sea en grado de satisfacer las necesidades de la población. El desarrollo como la democracia, ni se importa ni se exporta, se construye. Por tanto es necesario apoyar la construcción de estructuras políticas sólidas en el respecto de las exigencias locales.

·         DEUDA EXTERIOR

          La deuda externa incrementa la dependencia y la desigualdad entre países pobres y países ricos convirtiéndose en una deuda eterna. Por lo tanto exigimos la condonación de la deuda o su reinversión en gastos sociales para fomentar el desarrollo humano.

·         RSC

          Las empresas como actores principales y fundamentales de la economía global siguen siendo cómplices de la vulneración de los Derechos Humanos y del deterioro del Medioambiente, por lo tanto exigimos el impulso de una RSC real y vinculante que no sea objeto de discrecionalidad y que se base en el respeto absoluto de los Derechos Humanos, del Medioambiente y de los Trabajadores.

Menú